Preparación

Pues bien, manos a la obra.

mochilerosPara estar un poco preparado en primer lugar acudí a los expertos en este tipo de viajes, mis conocidos “mochileros” y que, además, habían recorrido la región. Una fuente de información muy valiosa, especialmente en el “modus operandi” de ese colectivo, y como manejar una economía de subsistencia básica, además de mejores prácticas para viajar, dormir, comer y negociar los mínimos detalles, pero también temas de seguridad, ya que tienen una forma diferente de ver el mundo y eso es bastante nuevo para mi tratándose de un viaje largo y poco planificado en sus recorridos (se trata de usar las sensaciones e ir creando el itinerario según las experiencias).

De la mano de mi hija, yerno y amigos aventureros, he ido creando un inventario de cosas a llevar, con una máxima, poco peso y solo cosas críticas, además de capacidad de buenas fotos y comunicación con el mundo. También de los lugares más interesantes, aunque como esto es muy personal, me he comprado un guía de “Lonely Planet” y consultado múltiples blogs de viajeros con experiencia en las áreas a visitar.

De momento he decidido hacer el primer test en Tailandia, aunque mi plan es también recorrer otros países de ese continente (Indonesia, Filipinas, Malasia, Corea, China, etc.), y siempre, buscando esa combinación de experiencias que incluyan paisajes, cultura, tradiciones, gastronomía, sus mares, selvas y costas, con buceo incluido), por supuesto, acompañado de sus mosquitos correspondientes.

Empecemos pues con el inventario de viajes, ya que el recorrido lo iremos compartiendo a lo largo de cada uno de ellos, con un primer y breve plan de intenciones en cada uno de ellos:

SALUD

Lo que se pueda llevar para incidentes inmediatos es bueno tenerlo a mano, además del teléfono de emergencia (191) en ese país.
De forma usual tomo algunas cosas como Omeoprazol y laxante así que esto es algo imprescindible. Igual algo para dolor de cabeza, anti-inflamatorio y contra la acidez (recordar picante) parece interesante.
Las pequeñas heridas pueden necesitar de algo para desinfectar y alguna venda, o tiritas para rasguños.
Y por supuesto repelente para insectos, tanto para pre-picada como post, un bloqueador solar para cuando me relaje exponiéndome al sol, incluido unas gafas baratas pero con buen cristal protector.
También llevo un seguro de viaje que me cubre emergencias y que solo he sacado para las fechas en que me hallo allí. Espero no necesitarlo, pero siempre intento estar cubierto por si acaso.

HIGIENE

Un neceser con lo básico: Afeitar, aunque no se si lo haré de forma rutinaria, algún jabón pequeño para ducha, una toalla de esas que no secan pero esparcen el agua (cuya ventaja es peso y espacio reducido), algunos polvos antihongos para pies y desodorante….limpio pero sin glamour. un rollo de papel higiénico. Eso si no creo que perdonaré. la ducha diaria.

INDUMENTARIA

Debe ser SUFRIDA y ligera. El país es cálido, así que unas camisetas (que iré tirando cuando sucias y compraré nuevas, si es que no encuentro lavanderías), un pantalón corto y una largo de recambio, ropa interior (también casi desechable), unas sandalias (99% que usaré) y unos zapatos cerrados (con algún calcetín), una chaqueta para lluvia y quizás una gorra y pañuelo (para proteger mi cabeza de los amigos mosquitos locales), no creo que sea necesario nada más.

SEGURIDAD

La premisa es, si te quieren robar, lo harán, jajaja, pero hay que poner alguna dificultad.
Así que la idea es distribuir dinero y documentos en diferentes lugares, lo mas importante siempre conmigo y guardado de forma segura. Llevaré un pequeño candado para bloquear acceso a mochila y un cable con posibilidades de bloqueo, por si puedo dejarla anclada en algún mueble mientras estoy de paseo por lugares concretos. Igual uno de los teléfonos se quedará en la mochila grande, así como una tarjeta de crédito de recambio.
El resto hay que confiar en que en este mundo hay más gente buena que mala, y que hay muchos viajeros solidarios.

IMAGEN y TECNOLOGÍA

Llevo dos teléfonos, uno de ellos que hace excelentes fotos, el otro de recambio, y como quiero hacer el BLOG, también compré una pequeña tablet con teclado (Android), así que necesitaré conectarlos para cargar. Desde un solo enchufe e interconectando  todos los dispositivos podré recargarlos juntos.
Tailandia tiene corriente de 220v y usa enchufes con cabeza redonda, aunque me llevaré algún convertidor a plana. También una batería exterior que permita recargar el dispositivo si por unos días no logro encontrar un enchufe.
En cuanto a Internet, aunque parece hay muchos lugares con acceso a WIFI, es recomendable comprar una tarjeta prepago local, que son muy baratas, y además tengo una SIM Global que me permite conectarme desde cualquier lugar del mundo, o sea, BIEN.
Usando DROPBOX podré compartir las imágenes a través de todos los dispositivos e incluso liberar lugar en los que llevo conmigo, asegurándome no perder la historia conseguida.
Las herramientas que voy a usar de forma habitual serán Whatsapp para comunicaciones y WordPress para el BLOG y, con las distancias largas en tren o buses, espero tener tiempo para ir documentando algo de las experiencias.
Ah, y también un frontal de iluminación para las noches.

DEPORTE

Llevo un bañador, además de mi computadora de buceo, quizás una camiseta elástica para poner bajo el neopreno (que alquilaré si es necesario), y por supuesto mi logbook.

MEDIOS ECONÓMICOS

Creo que solo unos dólares para empezar, distribuidos en diferentes lugares y un par de tarjetas de crédito (por seguridad) serán suficientes. Mis asesores me dicen que solo debería usar una media de 20$ diarios, para cubrir comida, viajes y hostales, así que intentaré llevar esto como referencia, aunque creo que será un poco más (Masajes, alguna que otra comida más interesante, alquiler de algún medio de transporte local individual, etc.), pero espero mantenerme por debajo de los 50 euros, seguro.

Para todo lo anterior voy a usar dos mochilas, una de ropa, botiquín e higiene, y otra muy pequeña para el tema de electrónica y paseos a pié por los lugares donde visite.

20161212_143116

Ya listo inventario de viaje

Y para empezar, solo un pasaje de avión de ida, con dos noches reservadas en un hostel de Bangkok, a partir de ahí……el destino proveerá. Aunque si tengo ya más o menos analizado posibles lugares y ambientes de interés en Bangkok, así como destinos del país que no me gustaría dejar de ver, pero eso es una sorpresa que iré desvelando en la medida que avance….y hasta donde pueda llegar en mi curiosidad.

mapa-1

El plan original era estar dos a tres semanas en Tailandia, pero temas profesionales han hecho que se reduzca a 8 a 10 días, y Bangkok me parece un lugar mágico para descubrir cultura actual, así que ni idea de lo que me llevará estar ahí, inicialmente deseaba conocer el Norte (de tendencia Budista) y el sur (más musulman) por las playas y buceos, aunque no creo que me de tiempo a todo ya que sobre el 22 deseo partir hacia China a pasar las Navidades con parte de mi familia que reside allí, pero si  no lo logro (no quiero ir con prisas) será necesario otro viaje a este país.

3 comentarios sobre “Preparación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s